¡Receta de Brownies Perfectos!

Si hay una receta que se resiste a salir perfecta son los brownies. No deben ser secos, ni muy esponjosos, ni demasiado húmedos. Vamos a desentrañar sus secretos. 

Recomendaciones para un brownie perfecto

Sin discusión, el brownie es uno de los postres más deliciosos que hay. La tradición indica que es originario de Estados Unidos y el primer brownie documentado data de hace más de 100 años.

Consiste en una galleta parecida a una torta de chocolate, pero más húmeda y compacta. Esta consistencia es posible gracias a varios factores como la proporción adecuada de grasas, harina y humedad que proporciona el huevo. También al tipo de chocolate que se utiliza y, por última al tiempo de mezclado. 

Si deseas una consistencia más “fudgy” debe tener más chocolate, grasas y menos harina. Si, por el contrario, buscas una consistencia más “cakey“, entonces la proporción cambia: menos grasas y chocolate y más harina. 

El chocolate 

Este es el ingrediente principal, el protagonista de esta maravilla. Pero ¿cuál usar? ¿cacao o chocolate? ¿y cuál chocolate es mejor?

Imagen de http://www.pxfuel.com

Vamos al principio: he hecho brownies con cacao en polvo y con chocolate de cobertura. Por goleada prefiero este último, es decir, el chocolate de cobertura. Puedes pedirlo así en cualquier establecimiento. 

*Nota: Si estás en Brasil, el chocolate Sicao es muy bueno. Pero el Garoto funciona bastante bien. Cuál NO recomiendo? Este

El cacao en polvo es astringente, es decir, tiende a resecar la masa, por lo tanto se requiere mucha más grasa lo que, a su vez, diluye el sabor del cacao. No, definitivamente me quedo con el chocolate de cobertura que tiene su propia grasa en forma de manteca de cacao. 

En cuanto al tipo de chocolate… El chocolate de cobertura es el que se utiliza para hacer bombones. Es amargo ya que la concentración de cacao es alta y no contiene casi azúcar.  No es un chocolate para comer como chuchería o golosina, a menos que ames el chocolate amargo como yo.

¿Por qué chocolate amargo de cobertura y no otro tipo de chocolate? 

Veamos, los chocolates tipo golosina tienen una muy baja concentración de cacao  porque contienen muchos otros ingredientes, además de un elevado nivel de azúcar. Si preparas una receta como el brownie con uno de esos productos, lo que ocurrirá es que el sabor del chocolate se diluirá aun más y sabrá menos a chocolate. 

También hay chocolate con leche para cobertura. Es muy bueno, pero volvemos a lo mismo: menos cacao y más de otros ingredientes como leche. No es lo que quieres si deseas un brownie bien chocolatoso. Y de verdad que esta receta se lo merece. Y tú también te mereces el mejor brownie. 

La harina

Acá es bastante sencillo, la harina para esta receta es harina todo uso o multipropósito. 

El tiempo de mezclado

Una vez que incorporas la harina, debes tener el molde engrasado y enharinado y el horno precalentado. 

¿Por qué? Porque debes tratar de mezclar solo lo necesario para incorporar la harina, verter en el molde y llevar al horno lo más rápido posible.

Así evitas que el gluten se desarrolle lo que le da esponjosidad a la receta y parecerá más una torta que un brownie.  Y no, no es lo que quiero. Ni tú tampoco. 

Ingredientes:

  • 170 g de chocolate de cobertura. 
  • 68 g de mantequilla o margarina.
  • 110 g de azúcar granulada.
  • 122 g de huevos (más o menos dos huevos medianos).
  • 102 g de harina todo uso. 

Opcionales: 

Vainilla. 

Nueces picadas finamente. 

Chispas de chocolate. 

*Recuerda revisar mi artículo sobre medidas y equivalencias si no tienes un peso para medir las cantidades. 

Preparación:

  • Mi primera recomendación es que tengas a la mano todos ingredientes debidamente medidos y pesados: la harina tamizada, los huevos cascados, el molde engrasado y enharinado  y el chocolate picado muy finamente.
  • Es muy, muy importante que el chocolate esté bien picado. Como es necesario derretirlo, se fundirá más rápido y de manera más uniforme si está picadito. Si no lo haces, es posible que mientras unas partes están aun enteras, otra parte esté fundida y se queme, lo que le hace perder sus propiedades. El chocolate no lo merece, es un ingrediente muy valioso y hay que tratarlo con delicadeza. 
  • Cuando tienes todo ya muy separado, enciende el horno para precalentarlo a 180 – 190° C. 
  • Funde el chocolate junto con la margarina.
  • Puedes hacerlo de dos formas: en el microondas. Hazlo con golpes de calor que no excedan los 30 segundos. Y, entre calor y calor, revuelve bien para que el mismo chocolate ayude a derretir el resto. Por favor, no dejes el chocolate en el microondas hasta que se derrita completamente. Asi se QUEMA.
  • Al baño maría. No es necesario que el envase de arriba toque el agua hirviendo. El chocolate se funde con el vapor que desprende el agua. Por cierto, recuerda que el envase de arriba, que contiene el chocolate y la margarina, debe ser más grande que el de abajo, para evitar que caiga agua en el chocolate. En mi caso, permito que el agua rompa el hervor y apago, luego voy mezclando muy bien para que el vapor ayude a fundirlo. 
  • Una vez estén bien derretidos, retíralos del calor y deja que se enfríe revolviendo bien. 
  • Mientras se enfría, bate a máxima velocidad los huevos junto con el azúcar. Debe convertirse en una crema espesa y blanquecina. 
  • Incorpora el chocolate derretido y mezcla bien. Yo lo hago con la batidora. 
  • Finalmente, incorpora la harina mezclando con una paleta. Añade los ingredientes opcionales. La mezcla final es espesa pero pero no tanto. Debe fluir con facilidad. 
  • Vierte el contenido en el molde y lleva al horno por unos 15 – 20 minutos. 
  • Atención: En casi todas las tortas se prueba si ya está lista la cocción porque un cuchillo o un palillo salen limpios de la mezcla. En el brownie no es así. 
  • Cuando está listo, el cuchillo no debe salir embarrado de mezcla, pero debe tener pegostitos de chocolate. Así es la única forma de obtener un brownie húmedo y suave. 

Puedes acompañarlo con helado, crema batida o crema inglesa. También puedes disfrutarlos solos. Ellos en sí mismos son un espéctáculo.  

¿Te gustó nuestra receta? ¡Compártela! Seguro a otros también les gustará.-

¿Tienes alguna duda? ¡Escríbenos! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s